Competitividad

Lo primero que queremos es trasladarte que entendemos como Competitividad para que valores si hablamos tu mismo lenguaje.

Para nosotros la competitividad es sencillamente una combinación de factores que determinan el nivel de desempeño de una empresa en su actividad. La competitividad se puede “medir” y de hecho nuestro nivel de competitividad va a determinar si vamos a ser capaces de alcanzar los retos y objetivos que hemos previsto o por el contrario, no los vamos a alcanzar. Tambien hay que decir que la competitividad no es un concepto estático. Nuestra empresa puede ser competitiva hoy en día y dejar de serlo en unos meses, debido a que nuestro entorno está en continua evolución, o incluso, a que nuestra manera de hacer las cosas se haya deteriorado y no seamos conscientes de ello.

Existen variables internas y externas que afectan a nuestra competitividad. Las internas son aquellas en las que la empresa puede incidir y actuar directamente (formación, actitud, intensidad tecnológica, organización, entre otras) y las externas vienen derivadas de las actuaciones de todos los actores que operan en nuestro alrededor, como nuestros competidores, proveedores, clientes, reguladores, como los más destacados.

Una empresa que desea incidir en su capacidad competitiva debe trabajar sobre aquellas variables que dependen directamente de las decisiones que toma y debe preocuparse en disponer de información de su entorno para conocer su posición competitiva presente y anticipar como será la futura.

Algunos consejos que te damos para cuidar y mejorar tu competitividad los tienes a continuación:competitividad

  • Monitoriza tu entorno, escucha a tus clientes.
  • Elige el prototipo ideal de clientes para los que deseas trabajar y piensa en que productos y servicios les estás ofreciendo y los que puedes llegar a proporcionarles.
  • Intenta conocer que es lo que hacen los verdaderos líderes de tu mercado natural para conocer mejor que características les están permitiendo que los clientes les elijan a ellos.
  • Diseña la estrategia que te va a permitir cumplir con las expectativas de tus clientes naturales
  • Desarrolla las competencias de tus colaboradores y garantizarás que tu equipo está preparado para mantener el rumbo que has elegido para tu negocio.
  • Tus colaboradores deben venir motivados de casa. Pero tú debes proporcionar el contexto adecuado para no destruir esa motivación.
  • Establece protocolos que permitan que tu empresa sea cada vez más inteligente, aprovechando de manera sistemática el conocimiento y la experiencia de todos los colaboradores.
  • Protege tu conocimiento, protegiendo legalmente tus marcas, tu propiedad intelectual y tus patentes.
  • Incorpora elementos de diferenciación a tus productos y servicios, en caso contrario tendrás que competir por precio y esa siempre es una batalla perdida.
  • Se coherente entre lo que comunicas y lo que realmente haces en la práctica. Si has elegido un rumbo pero no alineas todos tus recursos y a todas las personas en ese rumbo terminarás en tierra de nadie.
  • Desarrolle y amplía el capital de las relaciones, manteniendo buenas comunicaciones con los diferentes grupos de interés  como clientes, proveedores, competidores, administraciones. Participa  en organizaciones como la Cámara de Comercio que te ayudará a manejar con equilibrio tu posición ante intereses de tu entorno que pueden derivar en conflictos que tienes que resolver.

Y después de todo esto, continua escuchando a tus clientes, para conocer sus gustos, necesidades, quejas y sugerencias. Los clientes evolucionan, y si les das la oportunidad de contártelo, lo harán.

Programas de la Cámara que mejoran tu competitividad

En Cámara Segovia llevamos a cabo diferentes programas para mejorar la competitividad de nuestras empresas. Como decíamos anteriormente, para mejorar la competitividad global, una empresa debe trabajar en mejorar alguna de las variables que la dan forma. En algunos casos hay que mejorar la formación de nuestros colaboradores, o aumentar el grado de compromiso de los mismos con el negocio, o incorporar mejoras tecnológicas, o localizar nuevos mercados desarrollando nuestra capacidad comercial, o registrando nuestras marcas, o comunicando mejor lo que somos y hacemos.

Contacta con nosotros y podremos estudiar contigo las claves de tu posición competitiva actual y que acciones debes llevar a cabo para incidir de manera más intensa en su mejora.